Vuelta a empezar… ¿El turno de Rivera?

PorLorena Arraiz Rodríguez

Vuelta a empezar… ¿El turno de Rivera?

La primera ronda de investidura en España ha resultado tan fallida como se esperaba. Pedro Sánchez, el candidato del PSOE y del Rey Felipe VI para ser Presidente de Gobierno, no ha logrado los apoyos necesarios en el Congreso de los Diputados para llegar a La Moncloa.

Rey y Rivera

Van dos meses y contando, desde que se celebraron las elecciones generales del 20 de diciembre, donde el candidato del Partido Popular, Mariano Rajoy, obtuvo la mayoría de los votos, pero no le fue suficiente para formar Gobierno, ya que, según lo establecido en la Constitución española, necesitaba 176 escaños y logró solo 123.  Siguiendo el protocolo, el Rey Felipe VI hizo una primera ronda de consultas a los partidos y le encargó formar Gobierno a Rajoy, quien se negó por no tener los apoyos. Se hizo una segunda ronda de consultas con el Rey, de donde salió Pedro Sánchez (PSOE, segunda fuerza política) con el mismo encargo. Sánchez se arriesgó. Y pasó lo que se sabía que iba a pasar: perdió. Porque tampoco tenía los apoyos, aún con el pacto firmado con Ciudadanos, no lo logró.

El Rey Felipe VI tiene ahora la responsabilidad de volver a designar a un candidato, pero ha dicho -cubriéndose las espaldas, como era de esperarse- que no nombrará a nadie hasta que haya alguno con los apoyos necesarios. Que no lo hay. Sin embargo, hay un nombre que suena alto luego de su debut en la Cámara en la sesión de investidura de Sánchez: Albert Rivera, el líder más joven de los “presidenciables”, el candidato que comenzó muy bien su carrera hacia La Moncloa, pero que le sobró la campaña, el catalán constitucionalista, el demócrata de centro que asegura que hay cosas de izquierda que están muy bien y cosas de derecha que están muy bien y que prefiere ser útil que ser importante.

480

En definitiva, la intervención del líder naranja en el Congreso ha sido la mejor valorada por los españoles y es que no es para menos. El único que habló de humildad y de reconocer que los ciudadanos no le han dado la mayoría a nadie y por tanto, hay que enfocarse en “cambio, diálogo y trabajo. Dejen de pelearse por las sillas y peleen por los españoles”, fue una de sus frases. Citando a grandes de la política nacional e internacional, hizo uso de Churchill y de Suárez para ubicarse -de nuevo- en el eje de la “segunda transición que tanto necesita España”. Hizo una intervención sensata, moderada y respetuosa, llamando la atención de los Congresistas hacia la necesidad de entendimiento de los partidos constitucionalistas, remarcando así su idea de una España Europeísta y Unida.

Pero no todo es color de rosa, para que esto llegue a suceder, tiene todavía que agotarse el cartucho de las posibilidades de Pedro Sánchez, pues es posible que el Rey le de tiempo para lograr más apoyos a su pacto con Ciudadanos. Pero si continuara el bloqueo, y de confirmarse las sospechas de que Rivera sea propuesto por el Rey Felipe VI para formar Gobierno (en un último intento por no llegar a elecciones), el “naranjito” tendrá que trabajar muy duro para lograr un acuerdo entre PP y PSOE. Aunque ya Rivera había dicho que no veía “lógico” ni “normal” ser designado para la investidura porque su formación había sido cuarta fuerza el pasado 20D. Sin embargo, tampoco lo ha descartado. A ello se suma, además, la capacidad negociadora evidenciada por su partido al conseguir la alianza con los socialistas, mejor conocida como el pacto de “El Abrazo”.

Pero los partidos no parecen querer mover fichas, así que tal y como estamos, es muy posible que el próximo 3 de mayo, se disuelvan las Cortes y se convoque a nuevas elecciones para el 26 de junio. 

Veremos en qué termina esta ola de “No al bipartidismo” “Basta de corrupción” y “partidos emergentes” que nos dejó el 2015. O mejor dicho, la crisis de 2011. O el 2008… o vaya usted a saber quién fue el espermatozoide de este bebé de nueva democracia que ahora debe criar la España nueva. Esperemos que, en todo caso, no termine en un Populismo del Siglo XXI, a la europea.

About the author

Lorena Arraiz Rodríguez administrator

Consultora en Estrategias de Comunicación Política y Empresarial en Iberoamérica.

You must be logged in to post a comment