Author Archive

PorLorena Arraiz Rodríguez

Lorena Arraiz Rodríguez

“No basta con decir algo correcto en el lugar correcto. Es mejor no decir algo incorrecto en un momento tentador”

Benjamin Franklin

PorLorena Arraiz Rodríguez

Lula: causa y consecuencia

El país sede del último Mundial de Fútbol y de las próximas Olimpiadas, está en la mira y no precisamente por razones deportivas. Sino por quienes se han tomado el Gobierno como deporte, la corrupción como balón y el cinismo como antorcha.

Dilma Rousseff ganó la reelección presidencial haciendo uso del pueblo, no por los votos, como es natural, sino aprovechándose de las únicas cifras positivas de su primer mandato: los programas sociales con los que logró sacar a más de 30 millones de brasileños de la pobreza. Pero para ganar, también tuvo que esquivar de forma estoica las acusaciones, los rumores y todo lo relativo al caso de corrupción de Petrobras, cuya investigación sigue en marcha y amenaza con la cárcel a su mentor y con un juicio político a la primera mujer presidenta de Brasil.

0013187787

Los hechos

La mayor empresa estatal brasilera, Petrobras, fue fundada en 1953 por el entonces presidente Getulio Vargas, y se dedica a la explotación de petróleo y gas; producción, refinación y suministro de crudo y productos petrolíferos. Y como joya de la corona de quien administre/gobierne el país, se ha convertido en un nido de corrupción durante los gobiernos de Luiz Inacio Lula Da Silva y de su sucesora, la actual presidenta, Dilma Rousseff.

En julio de 2013, la Policía Federal de la ciudad brasilera de Curitiba descubrió una red de lavado de dinero que operaba en Brasilia y en Sao Paulo y que implicaba irregularidades entre 2005 y 2014 en torno a Petrobras, fechas en las cuales el predecesor de Rousseff –Lula Da Silva- era presidente y ella era presidenta del Consejo de Administración de la estatal petrolera.  La red de corrupción destapa así el desvío de millones de dólares de fondos públicos amañando contratos y pagando sobornos a políticos y empresarios. Como consecuencia del escándalo de corrupción, el valor de Petrobras descendió más del 50%, se han paralizado numerosos contratos y, según los sindicatos, más de 10.000 trabajadores han perdido sus empleos.

La investigación llevó a la policía hasta el experto en blanqueo, Alberto Yousseff, que al ser detenido, llegó a un acuerdo de cooperación con las autoridades. Su testimonio, junto al de Paulo Roberto Costa, ex director de Abastecimiento de Petrobras, hizo explotar el caso, conocido como “Lava Jato” y que llegó al conocimiento público en marzo de 2014, año electoral en el que Dilma Rousseff logró torear las acusaciones y ser reelecta en octubre, a penas con el 51% de los votos, no sin debilitar su poder, su credibilidad y la imagen del expresidente Lula.

Entre los políticos investigados están el ex presidente Lula da Silva e importantes ex-colaboradores de Rousseff: cuatro ex-ministros, el tesorero de su partido, el coordinador de su campaña electoral en 2010 y el senador del Partido de los Trabajadores, Delcídio do Amaral, que fue detenido en noviembre de 2015 y que también decidió “colaborar con la Justicia”,acusando a la presidenta Dilma Rousseff de actuar para mantener a los directores comprometidos con la trama de corrupción en Petrobras y que intentó interferir en el progreso de la Lava Jato. Además, el senador afirma que cuando era presidenta del Consejo de Administración de Petrobras, Rousseff conocía la existencia de un esquema de desvío de dinero en la compra de la refinería de Pasadena, en Estados Unidos.

Según Amaral, el ex presidente Lula le habría “pedido expresamente” que intentara sobornar al ex director de Petrobras, Nestor Cerveró, implicado en la trama de corrupción, a cambio de que no colaborase con la Justicia.

A raíz del avance de las investigaciones, la Fiscalía de São Paulo ha pedido prisión preventiva para el expresidente Lula da Silva, quien fue denunciado por este mismo organismo el pasado 16 de marzo por lavado de dinero y ocultación de patrimonio. Ahora, los fiscales aseguran que existe riesgo de fuga y de que obstaculice las investigaciones, a lo cual la presidenta Rousseff, con la excusa de mejorar la articulación política de su frágil gobierno y enfrentar así, más fuerte, un posible proceso de impeachment, designó a su mentor, Lula Da Silva, Jefe de Gabinete, cargo que, además, le garantizaría al ex mandatario una cierta protección legal frente a las investigaciones de corrupción en torno a Petrobras.

dilma

¿Y entonces?

Todo esto nos deja frente a un panorama de crisis política, económica y social que desangra a Brasil poco a poco. Y el Gobierno Nacional no parece estarlo llevando muy bien, tal como evidencian las apariciones y declaraciones recientes de la presidenta Rousseff, quien se ha arropado con el discurso populista característico de su predecesor, de su partido y de los líderes de la izquierda latinoamericana, llenos de delirios de golpe de Estado evidenciados en frases como No importa si el arma del golpe es un fusil, una sanción o la voluntad política de algunos de llegar más rápido al poder (…) Yo jamás renunciaré porque no he cometido ningún crimen que justifique la interrupción de mi mandato y condenar a alguien por un crimen que no ha cometido es la mayor violencia que se puede ejercer, es una injusticia brutal, es una ilegalidad”.

En definitiva, Dilma sigue siendo Presidenta, Lula ahora es Jefe de Gabinete, el PT está más debilitado que nunca y Brasil se polariza cada día más con millones de ciudadanos inundando las calles a favor y en contra del “Mesías brasileño” o “el mayor corrupto de la historia de Brasil”. Sí, porque todo esto, es por Lula.

PorLorena Arraiz Rodríguez

Vuelta a empezar… ¿El turno de Rivera?

La primera ronda de investidura en España ha resultado tan fallida como se esperaba. Pedro Sánchez, el candidato del PSOE y del Rey Felipe VI para ser Presidente de Gobierno, no ha logrado los apoyos necesarios en el Congreso de los Diputados para llegar a La Moncloa.

Rey y Rivera

Van dos meses y contando, desde que se celebraron las elecciones generales del 20 de diciembre, donde el candidato del Partido Popular, Mariano Rajoy, obtuvo la mayoría de los votos, pero no le fue suficiente para formar Gobierno, ya que, según lo establecido en la Constitución española, necesitaba 176 escaños y logró solo 123.  Siguiendo el protocolo, el Rey Felipe VI hizo una primera ronda de consultas a los partidos y le encargó formar Gobierno a Rajoy, quien se negó por no tener los apoyos. Se hizo una segunda ronda de consultas con el Rey, de donde salió Pedro Sánchez (PSOE, segunda fuerza política) con el mismo encargo. Sánchez se arriesgó. Y pasó lo que se sabía que iba a pasar: perdió. Porque tampoco tenía los apoyos, aún con el pacto firmado con Ciudadanos, no lo logró.

El Rey Felipe VI tiene ahora la responsabilidad de volver a designar a un candidato, pero ha dicho -cubriéndose las espaldas, como era de esperarse- que no nombrará a nadie hasta que haya alguno con los apoyos necesarios. Que no lo hay. Sin embargo, hay un nombre que suena alto luego de su debut en la Cámara en la sesión de investidura de Sánchez: Albert Rivera, el líder más joven de los “presidenciables”, el candidato que comenzó muy bien su carrera hacia La Moncloa, pero que le sobró la campaña, el catalán constitucionalista, el demócrata de centro que asegura que hay cosas de izquierda que están muy bien y cosas de derecha que están muy bien y que prefiere ser útil que ser importante.

480

En definitiva, la intervención del líder naranja en el Congreso ha sido la mejor valorada por los españoles y es que no es para menos. El único que habló de humildad y de reconocer que los ciudadanos no le han dado la mayoría a nadie y por tanto, hay que enfocarse en “cambio, diálogo y trabajo. Dejen de pelearse por las sillas y peleen por los españoles”, fue una de sus frases. Citando a grandes de la política nacional e internacional, hizo uso de Churchill y de Suárez para ubicarse -de nuevo- en el eje de la “segunda transición que tanto necesita España”. Hizo una intervención sensata, moderada y respetuosa, llamando la atención de los Congresistas hacia la necesidad de entendimiento de los partidos constitucionalistas, remarcando así su idea de una España Europeísta y Unida.

Pero no todo es color de rosa, para que esto llegue a suceder, tiene todavía que agotarse el cartucho de las posibilidades de Pedro Sánchez, pues es posible que el Rey le de tiempo para lograr más apoyos a su pacto con Ciudadanos. Pero si continuara el bloqueo, y de confirmarse las sospechas de que Rivera sea propuesto por el Rey Felipe VI para formar Gobierno (en un último intento por no llegar a elecciones), el “naranjito” tendrá que trabajar muy duro para lograr un acuerdo entre PP y PSOE. Aunque ya Rivera había dicho que no veía “lógico” ni “normal” ser designado para la investidura porque su formación había sido cuarta fuerza el pasado 20D. Sin embargo, tampoco lo ha descartado. A ello se suma, además, la capacidad negociadora evidenciada por su partido al conseguir la alianza con los socialistas, mejor conocida como el pacto de “El Abrazo”.

Pero los partidos no parecen querer mover fichas, así que tal y como estamos, es muy posible que el próximo 3 de mayo, se disuelvan las Cortes y se convoque a nuevas elecciones para el 26 de junio. 

Veremos en qué termina esta ola de “No al bipartidismo” “Basta de corrupción” y “partidos emergentes” que nos dejó el 2015. O mejor dicho, la crisis de 2011. O el 2008… o vaya usted a saber quién fue el espermatozoide de este bebé de nueva democracia que ahora debe criar la España nueva. Esperemos que, en todo caso, no termine en un Populismo del Siglo XXI, a la europea.

PorLorena Arraiz Rodríguez

Ecuador paraliza sus protestas frente a visita del Papa Latino

QUIT07- QUITO (ECUADOR), 5/07/2015.- El papa Francisco (2i) es recibido por el presidente de Ecuador, Rafael Correa (d), a su llegada hoy, domingo 5 de julio de 2015, a Quito, capital de Ecuador, en la primera parada en su gira latinoamericana, que lo llevará también a Bolivia y Paraguay. El avión en el que viaja el papa, un Airbus A330-200 de la compañía Alitalia, aterrizó a las 14.44 hora local (19.44 GMT) en el aeropuerto internacional "Mariscal Sucre". EFE/Jose Jacome Rivera

QUIT07- QUITO (ECUADOR), 5/07/2015.- El papa Francisco (2i) es recibido por el presidente de Ecuador, Rafael Correa (d), a su llegada hoy, domingo 5 de julio de 2015, a Quito, capital de Ecuador, en la primera parada en su gira latinoamericana, que lo llevará también a Bolivia y Paraguay. El avión en el que viaja el papa, un Airbus A330-200 de la compañía Alitalia, aterrizó a las 14.44 hora local (19.44 GMT) en el aeropuerto internacional “Mariscal Sucre”. EFE/Jose Jacome Rivera

Desde aquel 13 de marzo de 2013, los latinoamericanos creyentes y practicantes de la Fe Católica, sienten tener un representante en El Vaticano. Pero no uno cualquiera, sino el mismo “representante de Dios en la Tierra y es ese sentimiento el que ha hecho que hoy, dos años después, en esta visita a “La Patria Grande Latinoamericana”, los ecuatorianos (primeros en recibir al pontífice, luego toca Bolivia y Paraguay), pararan un poco sus protestas civiles y democráticas a ver si la intersección divina de Francisco hace lo que Correa no ha podido: Calmar al pueblo.

Con un 45% de desaprobación (CEDATOS), el mandatario andino, Rafael Correa, tiene ya un mes enfrentando manifestaciones de sus ciudadanos, lanzados a la calle en contra de los intentos por gravar las herencias y la plusvalía extraordinaria de bienes inmuebles (acciones de calle que lograron que Correa retirara temporalmente estos proyectos de Ley).

Pero el discurso actual del Gobierno ecuatoriano es que hay paz social y el coro de ese discurso está en los versos de una canción: “somos más, somos todos”, que ahora dice “somos paz, somos todos”. El mensaje para los opositores, que han pedido en redes sociales abuchear al presidente en los actos masivos, es que no hagan quedar mal al país. “Si buscan hacerle daño al presidente, le harán daño a la patria”, dijo Correa la semana pasada durante la entrega de viviendas sociales en Quito. “Creo que la inmensa mayoría del país, el pueblo católico, rechazará cualquier intento de politización de la venida del papa Francisco”.

Cuando comenzaron las protestas por los nuevos impuestos, la secretaría de Comunicación inició una campaña de gigantografías y vallas en las que exponía los mensajes del Papa, como por ejemplo, aquel donde el Pontífice aprobaba la redistribución de la riqueza, argumento principal para los nuevos impuestos. La Conferencia Episcopal tuvo que hacer una rueda de prensa para pedir que no se politizara la imagen del Papa. El presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE) y arzobispo de Quito, Fausto Trávez, dijo que la visita “es para cultivar las virtudes de la gente y no para politizar su presencia”.

Mientras tanto, la población ecuatoriana sigue esperanzada en que la visita del papa pueda traer verdadera paz al país y no la paz inventada del Gobierno andino. Y que esta visita papal no se convierta en un impulso para la imagen del Presidente como líder regional, dejando a un lado los verdaderos problemas de la sociedad ecuatoriana. Después de todo, Correa es el líder de la revolución Ciudadana, ¿no?

PorLorena Arraiz Rodríguez

Santos en la lucha por la institucionalidad en Colombia

santos

Presidente Juan Manuel Santos

Un Tribunal de Aforados que tomaría el lugar de la Comisión de Acusaciones de la Cámara y un nuevo modelo de administración que sustituya el Consejo Superior de la Judicatura, son algunas de las decisiones que están tomando el Presidente colombiano luego del escándalo de la Corte Constitucional.

Leer más